15 AÑOS CONTIGO - 15% EN TODO CON CÓDIGO: FELICES15

Nos reunimos con Ramón Arana, uno de los arquitectos que ha llevado a cabo la reforma del hotel Rosewood Villa Magna.

Ramón es de Bilbao aunque vive en Madrid desde hace muchos años y es donde tiene su estudio de arquitectura. 

Nos sentamos con él en una de las suites del hotel y le preguntamos en qué se inspiró para reformar la fachada...

“Si tuviera que decir algo te diría inspiración española, el negro español siempre ha sido el negro más cotizado y el oro de un color latón matizado.... Pero por darle una explicación, en realidad tenía bastante claro lo que quería hacer desde el principio.”

¿Qué materiales habéis utilizado? “Aluminio, lacado y latón, un material totalmente natural.”

¿Tenías vía libre para hacer lo que quisieras? "No, la propiedad me puso una serie de requisitos que tenía que cumplir... La fachada no se podía tirar y la normativa solamente nos permitía incrementarla en 20cm. El objetivo era idear una fachada que fuera muy ligera y que además no tuviese mucho grosor para poder jugar con entrantes y salientes. Para conseguir el efecto de luz que queríamos, creamos unos cubos en cada habitación logrando un poco de profundidad y a su vez, en la barandilla hicimos un revestimiento en zigzag formando un juego de luces y sombras con el que conseguimos más movimiento."

¿Cómo definirías tu estilo? "Camaleónico. Tengo un background un poco clásico. Nací en Bilbao, donde todo era muy inglés y con ese punto clásico. Siempre me ha gustado mucho el tema de las antigüedades, cuando terminé la carrera me fui a Sotheby’s, a Londres... Pero también me encanta la arquitectura más moderna que es lo que vemos todos en el día a día."

¿Cómo es tu estilo a la hora de vestir? “Tiendo un poco más a lo clásico pero por otro lado, me gusta de vez en cuando, meter algo cañero.

¿British o italiano? “Yo diría que una mezcla de las dos. British porque como os digo Bilbao se vestía muy inglesa pero los italianos siempre me han parecido exquisitos.”